Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tobillo’

Esguinces: grado, recuperación y terapia.

Existe los esguinces de: tobillo, rodilla, muñeca, dedos de la mano, codo, cuello y columna vertebral en general.

Se ocasionan sobre todo en: tropiezos mientras se camina, caídas, accidentes de coche, accidentes deportivos (contusiones, torceduras, etc.).

Se trata de un estiramiento brusco de los ligamentos que forman parte de una articulación.

El dolor puede ser lo suficientemente intenso como para no permitir que se siga moviendo la articulación.

En pocos segundos aparece una inflamación en la zona, que según sea el alcance la lesión, será más o menos grande.

El tipo de esguince se define en grados: 1º, 2º y 3º. Que dependen del daño en el ligamento.

1º grado: es el más leve. El ligamento no llega a sufrir una rotura de sus fibras. Pero se a distendido, lo que provoca dolor y una ligera inflamación.

2º grado: se aprecia la rotura parcial de las fibras del ligamento. La inflamación suele ser importante. Ya que junto a las fibras del ligamento, se rompieron vasos sanguíneos. El dolor es intenso y llega a provocar una inmovilidad del tobillo. Existe una incapacidad funcional.

3º grado: es una rotura completa del ligamento. Surge una inestabilidad en la articulación (el ligamento no sujeta por estar roto). La inflamación es grande, puede aparecer en todo el pie. El dolor es intenso y provoca una incapacidad para moverlo. Existe incapacidad funcional.

Cualquiera de estos tres tipos de esguince supone una incapacidad para llevar una vida normal, con tiempos de recuperación que pueden ser de entre 9 días y 4 semanas (más de 4 en algunos casos).

Tratamiento.

Corresponde al médico valorar el grado del esguince y definir el tipo de tratamiento.

El tratamiento inicial se resume en cuatro palabras:

  1. Reposo.
  2. Frío.
  3. Compresión con un vendaje funcional.
  4. Elevación.

Después es necesario un tratamiento de fisioterapia y/o osteopatía. A demás, pueden ser necesarias la acupuntura, fitoterapia y homeopatía. Entre otras terapias.

En los casos graves, en los que el ligamento se rompe, se suma a todo lo anterior, la cirugía.

Grado 1º: esguince de tipo leve. Normalmente vasta con:

  • Reposo total durante las primeras horas (después, un tiempo, que determina el especialista, sin realizar ejercicio intenso o actividades que fuercen la articulación).
  • Elevar la extremidad durante las primeras horas.
  • Aplicar frío utilizando hielo y una tela, para que no este en contacto directo con la piel. Poner durante 4’ y repetir al menos 3 veces. Hacerlo 3 o 4 veces en las 12 primeras horas.
  • Después de las 12h alternar el calor y el frío en baños de contraste. Ejemplo: 4’ de calor seguidos de 4’ de frío. Hasta un total de 4 repeticiones. En el tiempo del calor, se puede hacer movimientos suaves en todos las direcciones. Se realiza todos los días hasta que desaparece la inflamación.
  • Desde el primer día, se coloca un vendaje de compresión que retira para hacer los baños de contraste. Después se coloca de nuevo.
  • También se pueden utilizar bolsas de calor y frío, que se colocan encima del vendaje; aunque son menos efectivas y es más difícil hacer los ejercicios.

Grados 2º y 3º: son de tipo grave. Principalmente el grado 3º:

  • Reposo.
  • Elevación.
  • Aplicación de frío.
  • Medidas analgésicas y antiinflamatorias (cuanto más suaves y respetuosas con el cuerpo, mucho mejor).
  • Colocación de un fuerte vendaje. Y llegado el caso, escayola.
  • En el grado 2º puede ser necesario la cirugía. En el grado 3º es obligada.
  • Periodo de recuperación.
  • Medidas de rehabilitación.
  • Y en el caso de deportistas, medidas de optimización y recuperación del nivel anterior.

Tipos de terapias desde el periodo de recuperación al de optimización:

Fisioterapia ayuda a:

  • Eliminar el edema.
  • Tonificar la musculatura.
  • Recuperar la propiocepción.

La osteopatía ayuda a:

  • Devolver el movimiento de la articulación con exceso de tensión, que en muchos casos, es la causa de una cronificación del esguince.
  • Detectar y corregir posibles lesiones en articulaciones cercanas o relacionadas de forma refleja. Debilitan la capacidad de recuperación de la articulación afectada.

La acupuntura ayuda a:

  • Eliminar bloqueos energéticos, que impiden la regulación de la articulación por parte del cuerpo. Por ejemplo, los que genera una cicatriz en la zona.
  • Disminuir el dolor.
  • Mejorar el tono del cuerpo y su capacidad de recuperación general.

La homeopatía ayuda a:

  • Recuperar la función normal de los tejidos (eliminación, nutrición y regeneración.
  • Disminuir el edema.
  • Disminuir el dolor.

Los tests de biofeedback:

  • Son importantes, debido a que el cuerpo puede reaccionar mejor a unas técnicas que a otras. Los tests lo indicarán.
  • Ayudan a valorar con precisión, el grado y forma, en la que esta implicada cada parte de la articulación: ligamento, músculo, tendón. En flexibilidad, fuerza, propiocepción, etc.
  • Se puede estimar el grado y forma, en la que es necesario aplicar cada una de las técnicas para que sean efectivas.
  • Detectan la capacidad o incapacidad del cuerpo para recibir tratamiento. Sin esta, es posible que la recuperación se demore ya que las técnicas resultan menos efectivas de lo habitual. “El tratamiento no va según lo esperado”

 

David González Valderrey

Monitor del equipo de Antiterapia, especializado en osteopatía.

http://davidgonzalezvalderrey.blogspot.com/

Read Full Post »