Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘CALCANEO’

El espolón calcáneo es una excrecencia espiculada en la cara inferior del hueso calcáneo que también produce dolor en el talon. No es una enfermedad, sino un hallazgo radiográfico que puede aparecer en las talalgias.

Se trata de una osificación situada en la superficie del hueso calcáneo, que cuándo se complica con inflamación de la fascia (fascitis plantar) cursa con dolor.

Implica al sistema aquíleo-calcáneo-plantar, todo un sistema funcional con los siguientes factores: el músculo gemelo, por medio del tendón de Aquiles, se inserta en el hueso calcáneo, del que surgen, a su vez, otros músculos y la aponeurosis o fascia plantar, una especie de «cuerda de arco» que va desde el calcáneo hasta los dedos y da tensión a la bóveda del pie. Este sistema funcional entra en juego al caminar, saltar o correr. Puede formarse también en la parte superior (junto al tendón de Aquiles), pero no es tan habitual.

 

El crecimiento del espolón calcáneo es muy lento, de manera que cuando lo descubrimos en un paciente que acude a consulta por una talalgia lleva ya varios años desarrollándose.

 

 

 

 

Causas

 

A cada paso que damos, uno de nuestros dos talones tiene que soportar todo el peso del cuerpo.

 

Con la marcha, la carga que soporta el talón es 20 veces superior al peso corporal. Dicha carga se atenúa por una almohadilla adiposa (de grasa) por debajo del talón y por una fascia (vaina fibrosa que protege los tendones y músculos) por debajo de la planta del pie.

 

Se produce una sobrecarga de la musculatura de la pantorrilla o del tendón de Aquiles.

 

Estas estructuras se insertan en el talón (hueso calcáneo), en su parte posterior. Es por ello que cuando existe una sobrecarga de los músculos de la pantorrilla o del tendón de Aquiles se produce una mayor tensión sobre la fascia, tendones y músculos de la planta del pie, que se insertan en la parte anterior del hueso calcáneo. Esta sobrecarga por tracción puede producir inflamación e incluso pequeñas fisuras en la fascia en su punto de inserción sobre el hueso calcáneo.

 

Síntomas

 

  • Dolor intenso, como pinchazos en la parte interna del talón.

 

  • El dolor desaparece típicamente en reposo, pero empeora al ponerse de pie.

 

  • En general, el dolor es más intenso por la mañana.

 

  • El dolor empeora al caminar sobre una superficie dura, o al cargar con algún objeto pesado, como por ejemplo una maleta.

 

  • El dolor puede ser tan intenso que impida realizar las actividades diarias habituales.

 

¿Por qué resulta tan doloroso?

 

Contra la creencia generalizada, el espolón calcáneo en sí no duele. En realidad, lo que duele son las partes blandas que hay alrededor del espolón y que se inflaman: la bolsa serosa que hay bajo el talón (bursitis), la fascia plantar (fascitis plantar) o los músculos que lo rodean (entesitis); o, si es un espolón posterior (retrocalcaneo), el tendón de Aquiles (tendinitis).

 

Tratamiento

 

  • Anamnesis

 

  • Test ortopédicos, para valorar eficacia del tratamiento

 

  • Cadena ascendente o descendente, para saber por dónde debemos comenzar el tratameinto

 

  • Es un problema propio del pie o una adapatción?

 

  • Si es un problema propio del pie debemos quitar tensión a las estructuras del pie como de las que le rodean ya sean musculares, faciales como articulares
  • Si es una adaptación debemos buscar dónde se ha producido y trabajar sobre ella.

 

 

Realizado por Verónica González Fernández. Fisioterapeuta

http://www.veronicagonzalezfernandez.com

Read Full Post »